Plan alimentario de la Reserva de Biosfera "Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo" como herramienta para la creación de empleo local, el fomento de la biodiversidad agraria y la mitigación del cambio climático

De Europarc - WikiConservacion


Un Sistema Alimentario Local está íntimamente ligado con el crecimiento sostenible recogido en la Estrategia Europa 2020, al impulsar economías con bajas emisiones de carbono haciendo un uso eficiente y sostenible de los recursos, además de mejorar el entorno y dotar a los consumidores de mayor información, y consecuentemente, de mayor capacidad para cambiar su modelo de consumo.

Desarrollar cadenas de alimentación cortas y de proximidad proporciona beneficios sociales y económicos para las comunidades locales, métodos de cultivo más sostenibles y acordes con los ciclos naturales, y por lo tanto alimentos más saludables, en su punto de recolección y con menor necesidad de energía fósil para llegar a los mercados. Además permite el compromiso de la comunidad con su territorio y ayuda a recuperar vínculos entre zonas urbanas y rurales.

Así pues, con la compra de productos de temporada locales, cada persona está decidiendo sobre el modelo de producción, distribución y consumo que desea, minorando la huella ambiental de su alimentación (transporte, envases y embalajes, etc.).

Las Reservas de Biosfera son espacios declarados por UNESCO para funcionar como “laboratorios”, planificando de forma participativa y experimentando nuevos modelos de desarrollo que avancen hacia la sostenibilidad, incorporando el conocimiento científico y tradicional de las comunidades.

La Reserva de Biosfera “Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo” inició un proceso de planificación y puesta en marcha de un modelo de desarrollo que tiene su base fundamental en la producción de alimentos y su comercialización en circuitos cortos locales. La promoción de una agricultura de proximidad y ecológica, recuperando tierras abandonadas para la prestación de servicios ecosistémicos centrados en la agricultura, es también una herramienta para crear empleo y frenar el abandono del medio rural y el avance de plantaciones forestales de crecimiento rápido, con los problemas que acarrea esto a la biodiversidad, paisaje, etc.

Palabras clave

Premio Experiencias Inspiradoras 2020

Tipo de experiencia

Cambio climático

Ámbito territorial

Galicia

Espacio protegido

Reserva de la Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo

Entidad responsable de la experiencia

  • Asociación de Desenvolvemento Rural Mariñas - Betanzos.

Situación de partida

Los municipios que conforman la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas fueron históricamente la huerta de la ciudad de A Coruña. La calidad del suelo y su clima templado, junto a la posición estratégica en las cercanías de la ciudad y el saber hacer de sus gentes, han condicionado la orientación del campo hacia unas producciones de calidad y venta local.

En el territorio declarado como Reserva de Biosfera, al igual que en gran parte de España, se viene manifestando desde hace décadas un proceso de abandono de las actividades agrarias en el rural, con la consiguiente deslocalización de la producción de alimentos, cada vez más internacionalizada, y con ventas mayormente desde grandes supermercados.

Las tierras con vocación agraria están sufriendo un proceso de abandono o reforestación con árboles de crecimiento rápido, provocando un mayor riesgo de incendios así como despoblamiento del medio rural por la bajada de la actividad económica. Esto también ha venido provocando una pérdida de biodiversidad agraria y la erosión del paisaje tradicional y de elementos culturales.

Los granjeros que quedan se encuentran con problemas para comercializar en las grandes superficies, teniendo que dedicar mucho tiempo a entrar en otros mercados, al no existir lazos de colaboración previa.

En base a esta situación, en el territorio de la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas y desde la Asociación Mariñas-Betanzos, entidad gestora, se formuló de forma participativa en el año 2014 una “estrategia alimentaria” llamada Plan Alimentario Local, con el objetivo de consolidar un sistema alimentario que estimule la producción ecológica, transformación y consumo de productos locales y de temporada, así como la biodiversidad agraria asociada. Desde este año hasta la actualidad se ha venido aplicando esta estrategia, apoyada en la creación de una Marca de Calidad de la Reserva de Biosfera para estas producciones.

Objetivos

La elaboración del Plan Alimentario Local supuso la formulación, de manera colaborativa por diversos agentes locales (ayuntamientos, centros de investigación agraria, granjeros, consumidores, etc.), de una estrategia para desarrollar medidas de estímulo a la producción y comercialización de alimentos locales, que generasen empleo y animasen el surgimiento de personas emprendedoras, utilizando la agricultura como herramienta para mantener el paisaje agrario tradicional.

El proceso de formulación del Plan permitió identificar colectivamente el problema, y durante los años siguientes se empezó a trabajar en su aplicación mediante distintas acciones dentro del territorio de la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, alcanzando los siguientes objetivos:

  • Diseño de una estrategia alimentaria y puesta en marcha de una Marca de Calidad “Producto de la Reserva de Biosfera” para las producciones y servicios que reúnan determinadas condiciones de producción sostenible.
  • Se identificaron los terrenos más fértiles y los cultivos potenciales más interesantes en cada zona (mapa de cultivos potenciales), promoviendo el uso agrario y frutícola de estas tierras.
  • Fomento y recuperación de variedades y razas autóctonas, no sólo por su importancia como reserva genética sino como alternativa de cultivo frente a variedades comerciales, por su adaptación al medio, la resistencia a enfermedades y su calidad organoléptica y nutricional.
  • Mejora de la gobernanza del sistema, aglutinando a los agentes (productores, empresas transformadoras y consumidores) mejorando la comunicación y la colaboración entre ellos.
  • Visibilización social del poder del sistema alimentario para mitigar el cambio climático y el papel que puede jugar la ciudadanía.
  • Establecimiento de nuevos productores de huerta en ecológico, con los beneficios asociados que esto tiene para el ambiente y la salud de las personas y los ecosistemas.
  • Creación de una red de comedores colectivos que consumen producto local de temporada, y grupos de consumo asociados.

Acciones desarrolladas

La elaboración del Plan Alimentario Local supuso la formulación, de manera colaborativa por diversos agentes locales (ayuntamientos, centros de investigación agraria, granjeros, consumidores, etc.), de una estrategia para desarrollar medidas de estímulo a la producción y comercialización de alimentos locales, que generasen empleo y animasen el surgimiento de personas emprendedoras, utilizando la agricultura como herramienta para mantener el paisaje agrario tradicional.

El proceso de formulación del Plan permitió identificar colectivamente el problema, y durante los años siguientes se empezó a trabajar en su aplicación mediante distintas acciones dentro del territorio de la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, alcanzando los siguientes objetivos:

  • Diseño de una estrategia alimentaria y puesta en marcha de una Marca de Calidad “Producto de la Reserva de Biosfera” para las producciones y servicios que reúnan determinadas condiciones de producción sostenible.
  • Se identificaron los terrenos más fértiles y los cultivos potenciales más interesantes en cada zona (mapa de cultivos potenciales), promoviendo el uso agrario y frutícola de estas tierras.
  • Fomento y recuperación de variedades y razas autóctonas, no sólo por su importancia como reserva genética sino como alternativa de cultivo frente a variedades comerciales, por su adaptación al medio, la resistencia a enfermedades y su calidad organoléptica y nutricional.
  • Mejora de la gobernanza del sistema, aglutinando a los agentes (productores, empresas transformadoras y consumidores) mejorando la comunicación y la colaboración entre ellos.
  • Visibilización social del poder del sistema alimentario para mitigar el cambio climático y el papel que puede jugar la ciudadanía.
  • Establecimiento de nuevos productores de huerta en ecológico, con los beneficios asociados que esto tiene para el ambiente y la salud de las personas y los ecosistemas.
  • Creación de una red de comedores colectivos que consumen producto local de temporada, y grupos de consumo asociados.

Resultados obtenidos

Entre los resultados alcanzados, cabe destacar:

  • Incorporación de jóvenes emprendedores a la actividad agraria: en los últimos 5 años se dio formación a más de 400 personas desempleadas, permitiendo la incorporación de 130 personas al mercado laboral mediante iniciativas emprendedoras.
  • Creación de dos “Viveros para el emprendimiento agrario”, dirigidos a personas que se inician en la actividad agraria (acondicionamiento de una parcela de 1,93 hectáreas provista de 2 invernaderos con 850 m2 y de una nave de 268 m2 para industrias agroalimentarias).
  • Bolsa de tierras: 35 parcelas ofertadas, que suman una superficie de 197 hectáreas, llegando a cinco acuerdos de arrendamiento.
  • Recuperación de variedades locales: mediante ensayos en campo de 40 variedades locales conservadas en bancos de semillas de Centros Públicos de Investigación, actualmente 10 de ellas (tomate, cebolla, grelos, pimientos y manzanas) son utilizadas por los agricultores.
  • Diecisiete explotaciones incorporaron medidas para fomentar la biodiversidad agraria (instalación de 33 cajas nido para aves, 18 refugios de murciélagos, 8 hoteles de insectos).
  • Marca de calidad de la Reserva de Biosfera: actualmente están en funcionamiento los pliegos de huerta, vinos, lácteos, mermeladas, plantas aromáticas, miel y transformados vegetales, estando en fase de implantación cerveza artesana, lúpulo, pan, repostería y en un futuro restauración.

Hay 30 empresas adheridas a nuestra Marca de Calidad y 5 empresas adheridas a la Marca de Reservas de Biosfera Españolas, promovida desde la Secretaría del Programa MaB en España.

  • Promoción de productos locales: anualmente se desenvuelven seis Mercados Locales en ayuntamientos de la Reserva, por donde pasan más de 5.000 personas.
  • Programa Eco-Comedores, introducción de menús ecológicos en centros escolares: se implicaron 15 centros y una comunidad educativa que engloba a 2.600 alumnos. Se desarrollan cursos de capacitación con personal de cocina, ANPAS y direcciones de los centros educativos.


Más información

Presupuesto

Más de 100 000 €

El Plan Alimentario fue elaborado desde el equipo técnico de la Reserva de Biosfera, con el apoyo de la Universidad de Santiago de Compostela y la participación de diversos agentes locales.

El diseño y lanzamiento del Plan Alimentario fueron 45.000 euros. Posteriormente, se han ido desarrollando distintas acciones que suman más de 100.000 euros.

Para su diseño la Reserva contó con financiación externa de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Gobierno de España, así como de la Xunta de Galicia a través del Programa Europeo LEADER (fondo FEADER), que han financiado gran parte de las acciones del plan posteriormente desarrolladas. No obstante, otras entidades de carácter público, como la Diputación de A Coruña, han contribuído a la financiación de acciones concretas de este Plan Alimentario, sobre todo de promoción de la Marca en Ferias y Eventos.

La Asociación de Desarrollo Rural Mariñas – Betanzos (entidad gestora de la Reserva de Biosfera) ha financiado con fondos propios parte del coste del Diseño del Plan Alimentario, así como diversas acciones y actividades realizadas.

Desde la puesta en marcha del Plan en el año 2014 y hasta la actualidad, las acciones más representativas realizadas fueron:

  • Formación y asesoramiento técnico a productores. Apoyo técnico para la incorporación de jóvenes.
  • Formación y asesoramiento a personas emprendedoras (realización plan de empresa, fomento del cooperativismo, identificación de ideas de negocio).
  • Promoción de productos en ferias y eventos gastronómicos.
  • Creación y registro de la Marca de Calidad “Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo”.
  • Material promocional (etiquetas de la Marca para el etiquetado de los productos; bolsas de papel kraft; bolsas reutilizables).
  • Formación Eco-comedores (a responsables de cocina, ANPAS y dirección).

Todas estas acciones han permitido consolidar un Sistema Alimentario que estimula la producción, transformación y consumo de producto local de temporada.

Instrumento de gestión en el que se enmarca

Plan de Acción de la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo (2013 – 2022) El Plan Alimentario se ha incorporado al Plan de Acción de la Reserva de Biosfera (2013-2022), aplicándose distintas líneas de actuación durante estos años. Además, se ha creado un Comité Técnico del Plan Alimentario y de la Marca Reserva de Biosfera formado por distintas personas y entidades. En el propio Plan se ha realizado una planificación de cultivos en el área de la reserva, en función de sus características edafoclimáticas.


Recursos materiales

empresas agroalimentarias, distribuidores, grupos de consumidores, restauradores

Entidades implicadas

  • Área protegida.
  • Administración ambiental.
  • Otras administraciones públicas.
  • Ayuntamientos y corporaciones locales.
  • Universidades y centros de investigación.
  • Organizaciones no gubernamentales.
  • Entidades privadas.
  • Otras entidades.
  • Empresas agroalimentarias, distribuidores, grupos de consumidores, restauradores (Entidades privadas).

Fuentes de financiación

Otras administraciones públicas, Fondos europeos, Otros.

Innovación que aporta

La Asociación Mariñas-Betanzos, aglutina a más de 120 entidades, públicas y privadas, interesadas en el desarrollo sostenible, siendo la Reserva el lugar de encuentro y espacio para la cooperación.

Las decisiones se toman de “abajo-arriba”, siendo este proyecto un buen ejemplo, pues más de 60 agentes locales, han participado en la formulación y están desarrollando el Plan.

El Plan aglutina alrededor de la alimentación una visión común y un avance en la consecución de los Objetivos y Metas de Desarrollo Sostenible (ODS), como son el “hambre cero”, “trabajo decente y crecimiento económico”, “ciudades y comunidades sostenibles”, “producción y consumo responsables”, así como “acción por el clima”.

Crear una Marca de Calidad no se limita sólo a una imagen común para los productos y servicios del territorio, sino que promueve diferentes valores que contribuyen al desarrollo rural de la zona:

  • Visión global de territorio: visibilizando las tradiciones, las personas, el desarrollo económico o el paisaje.
  • Calidad y sostenibilidad: permitiendo una trazabilidad de los productos y la posibilidad de mejora continua de los procesos productivos y de capacitación de los granjeros.
  • Responsabilidad del consumidor: haciéndolo partícipe de que puede contribuir a mitigar el cambio climático, siendo responsable en sus acciones de compra.

La creación de una “bolsa de tierras” usando las nuevas tecnologías de la información, es otro elemento innovador que permite poner en contacto a propietarios de esas tierras con personas que quieren trabajarlas.

Buscar alianzas entre productores locales y comedores escolares fue un elemento innovador clave para hacer viable económicamente el trabajo de muchas pequeñas empresas agroalimentarias.

Por último, se ha buscado establecer canales sólidos de colaboración con la ciudad de A Coruña. Esto permite visualizar en acciones concretas las necesarias alianzas entre el mundo urbano y el rural gallego, donde no hay muchas experiencias de éxito.

Beneficiarios y destinatarios

El Plan Alimentario va destinado a los agentes del sistema alimentario: productores locales, empresas agroalimentarias, distribuidoras de alimentos, grupos de consumo, restauradores, centros de investigación, ayuntamientos y consumidores en general.

Productores

El proyecto ha fomentado la producción ecológica y la asociación entre los granjeros del territorio, para mejorar su canal de comercialización. Esto permite ahorrar costes y tiempos de distribución, pudiendo fijar unos precios y volúmenes antes de cada campaña.

Emprendedores agrarios

La existencia de un mercado “seguro” de comercialización, permite a la Reserva de Biosfera incentivar la incorporación de nuevas personas emprendedoras al ámbito agrario mediante actividades formativas, acompañamiento técnico personalizado y acceso a tierras en desuso.

Ayuntamientos

Los ayuntamientos juegan un papel clave en la dinamización de sus producciones locales. Así mismo, tienen una capacidad de compra elevada en la promoción de determinados eventos. Desde la Reserva de Biosfera, se está apoyando la realización de mercados y ferias de productos agroalimentarios locales más representativos de distintos ayuntamientos.

Red de Restaurantes de la Biosfera

La creación de una red de establecimientos de restauración que utilizan productos alimentarios con la Marca de la Reserva de Biosfera es un estímulo para la producción local además de una ventaja competitiva diferenciadora.

Comedores colectivos y Eco-Comedores

El consumo de productos locales, ecológicos de temporada en los comedores de las escuelas del territorio era prácticamente inexistente. El proyecto está fomentando los compromisos de compra-venta de producto local y de temporada, creando un hábito de consumo tanto entre el alumnado como en sus padres, con el consiguiente beneficio para la salud.

Consumidores

El proyecto ha permitido sensibilizar al consumidor de que su decisión de compra puede tener efectos positivos sobre el medio ambiente, la mitigación del cambio climático, la conservación del paisaje y la creación de empleo, además de la mejora de su propia salud.

Contactos

  • Jorge Manuel Blanco Ballón (jorge.blanco@marinasbetanzos.gal)


Fecha de creación

4 julio 2021 22:58:21


Observaciones

No se han anotado observaciones.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas nuestro uso de cookies.